(+57-4) - ​3022405 / 3022421 / +57 321 7095995 diterra@diterra.co

SISTEMA UNIFICADO DE CLASIFICACIÓN DE SUELOS (USCS)

Tipos de suelos

Para estudiar un material complejo como el suelo (con diferente tamaño de partículas y composición química) es necesario seguir una metodología con definiciones y sistemas de evaluación de propiedades, de forma que se constituya un lenguaje fácilmente comprensible por los técnicos de diferentes especialidades y países. Asi, se han clasificado los suelos en cuatro grandes grupos en función de su granulometría (Normas D.I.N., A.S.T.M., A.E.N.O.R., etc.):

Gravas, con tamaño de grano entre unos 8-10 cm y 2 mm; se caracterizan por que los granos son observables directamente. No retienen el agua, por la inactividad de su superficie y los grandes huecos existentes entre partículas.

Arenas, con partículas comprendidas entre 2 y 0.060 mm, todavía son observables a simple vista. Cuando se mesclan con el agua no se forman agregados continuos, sino que se separan de ella con facilidad.

Limos, con partículas comprendidas entre 0.060 y 0.002 mm (algunas normativas indican que este último valor debe de ser 0.005 mm, pero no hay apenas consecuencias prácticas entre ambas distinciones). Retienen el agua mejor que los tamaños superiores. Si se forma una pasta agua-limo y se coloca sobre la mano se ve cómo el agua se exuda con facilidad.

Arcillas, formadas por partículas con tamaños inferiores a los limos (0.002 mm). Se trata ya de partículas tamaño gel y se necesita que haya habido transformaciones químicas para llegar a estos tamaños. Están formadas, principalmente, por minerales silicatados, constituidos por cadenas de elementos tetraédricos y octaédricos (el ión silicio se encuentra en el centro de cada una de estas estructuras regulares), unidas por enlaces covalentes débiles, pudiendo entrar las moléculas de agua entre las cadenas produciendo a veces, aumentos de volumen (recuperables cuando el agua se evapora). Todo ello hace que la capacidad de retención del agua sea muy grande (pequeños huecos con una gran superficie de absorción en las partículas y una estructura que permite retener el agua), por lo que son generalmente los materiales más problemáticos (tiempos muy elevados de consolidación o de expulsión de agua bajo esfuerzos).

Tomado de: INGENIERÍA GEOLÓGICA, González de Vallejo, PEARSON EDUCACIÓN, Madrid, 2.002.


¡Descargable!


Instrucciones:

  • Diligenciar el formulario
  • Imprimir en un papel resistente tamaño carta a máxima resolución y seleccionando la opción “Tamaño real”.
  • Cortar a través de la línea continua.
  • Doblar por la mitad y pegar las dos caras.
  • Plastificar si se desea.

Al hacer clic en “Descargar” está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos personales.